martes, 14 de octubre de 2014

NANA

Y el horizonte anaranjado pronto pesará sobre nuestras pupilas.

Duerme ahora
pequeño
que mañana regresará pronto la luz.

Supongo habremos de ser una vez más
la energía que moverá las horas.

Pero ahora duerme
pequeño
mío
sueña
y recuerda en tus sueños
que no conoceremos el amor
hasta ser capaces de nombrar el nuestro
sin la condición del posesivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario