miércoles, 15 de octubre de 2014

DIVAGACIONES INSISTENCIALES SIN RUMBO FIJO

Y eran en aquella ocasión
los ajos cebollinos enanos
sin jugo
desolados
en un bancal del huerto
que desaparecía poco a poco
del foco de nuestras miradas
y fue eso después de la cena
una vez dormido
un alivio
vamos que no fue
pero sí era el canto de los pájaros
en las cenas compartidas al anochecer
curioso esto de la vida
nunca echas en falta
aquello que aun no conociste
ni tan siquiera te planteaste
y tantas veces nos creemos plenos de algo
de cualquier algo
cuando apenas estamos empezando a conocer
el sonido
el olor
el sabor
de nuestra existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario