lunes, 8 de septiembre de 2014

ONCE PENSAMIENTOS DIVERGENTES.

Las palabras que se mueven
los gusanos que engordan
sus significados que se mueren
los mercaderes y sus alforjas
ayer no es lo mismo hoy que ayer
el hormigón decolora los atardeceres
(?pero de qué hablas vamos a ver?)

Las rimas que se acuestan agotadas
estar inmóvil no es ser inmovilista
la mujer de todos los trenes duerme despreocupada
todo incoherente en el homoconsumista
es que se desvelaron las rimas y atacaron
?cómo llamaremos a la prohibición cuando la prohiban?
(no sé de qué hablo pero estos versos no acabaron)
?qué tendrá que ver toda esta mierda con la vida?

Final y ruptura del poema
que iba a decir: respeto
que tantas veces dijimos
dije:
respeto
que es ahora cuando creo empezar a conocer
su significado
(que no verdadero
que no hay verdad que valga
absoluto alguno bajo el cielo)
en una comunidad pequeña
de apenas once personas
sin más común que el entorno
y la especie
apenas once pensamientos divergentes
en la paz del apoyo mutuo
lejos de hostias teóricas
y revoluciones de chigre
de tuiter y feisbuk
de foto y cartel
de postal y apariencia
de autorefuerzo en qué
sin importar el cómo
(mucho menos el otro)
que como sí no hay
igual como
y ya me desvié.

Segundo intento de cerrar el poema
y nadie vencerá la la tercera
ni habrá tercera vencida
sin más común que la especie
y el entorno
apenas once paces divergentes
en el pensamiento del apoyo mutuo
(acción)

Ahora sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario