viernes, 31 de mayo de 2013

VERSOS RABIADOS Y PUNTO.

Hemos de cargar con tantas vidas
(con tantas hemos)
que tantas ocasiones la nuestra se (nos) olvida.


Vivir en primera persona
(cada día)
el sufrir de la persona
genera una violencia
(interior)
difícil de explicar
(con palabras)


Si al menos pudiera exteriorizarla
más allá de la rabia
de tantos versos rabiados...


Claro que luego están aquellos
que llenan el mundo de teorías
(bla bla bla)
bajo las que parecen haber olvidado
(bla bla bla)
la empatía.

Retórica
retórica
retórica
y un poquito más de la misma.

Bla bla bla.

Y punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario